miércoles, 16 de mayo de 2018

EXPOSICIÓN: "SOROLLA. Un jardín para pintar"


Actualmente se desarrollan en el Museo de Arte Contemporáneo Patio Herreriano dos exposiciones dedicadas a uno de los grandes genios de la pintura contemporánea, el valenciano Joaquín Sorolla (1863-1923). La primera de ellas, “SOROLLA. Un jardín para pintar” se celebra en las salas 3, 4 y 5 entre los días 28 de marzo y 24 de junio, y expone casi un centenar de óleos dedicados a jardines, así como algunos elementos del jardín de su casa madrileña; por su parte, “SOROLLA en su paraíso” es una exposición fotográfica sobre el artista, que podrá verse hasta el 17 de junio en la sala 8. En el presente post tan solo trataremos, mediante unos textos contenidos en el folleto de la exposición, la primera de las exposiciones.

Jardín de la Casa Sorolla (1919)
Jardines de Carlos V, Alcázar de Sevilla (1910)
El Grutesco. Alcázar de Sevilla (1908)
Jardín de la Casa Sorolla (1916)
Joaquín Sorolla (1863-1923) fue uno de los pocos pintores de su generación que obtuvo reconocimiento internacional. A comienzos del siglo XX, justo cuando París se alzaba como centro de la cultura y las vanguardias europeas, el pintor valenciano despuntó con lo mejor de su pintura. Fueron sus años de oro: recibió el gran premio de la Exposición Universal, expuso en la galería de Georges Petit, uno de los principales divulgadores de los impresionistas; participó en exposiciones en Berlín, Dusseldorf, Colonia, Londres, Nueva York, Boston, Chicago y San Luis. Su éxito en el extranjero apuntaló su éxito en España.
Nació en un hogar modesto de la ciudad de Valencia. Sus padres eran comerciantes de telas. Fallecieron ambos con una semana de diferencia en una epidemia de cólera, cuando Joaquín Sorolla tenía apenas dos años. Él y su hermano crecieron en casa de su tío, un cerrajero de profesión, que intentó enseñarle el oficio. Sorolla sin embargo estudió Bellas Artes en Valencia. En los años siguientes decidió trasladarse a Madrid. En esa década tiene su gran encuentro con la obra de Velázquez, en quien encuentra un tema de análisis y estudio. En este tiempo presenta sus obras en los grandes certámenes internacional, especialmente en las exposiciones de Berlín, Múnich y Viena, y en la Bienal de Venecia, y, por supuesto, en el Salón de París. Durante aquellos años afina su técnica y temática, pinta al aire libre, construye un estilo que integra el paisaje y las escenas de la vida cotidiana y en el que la luz se erige como protagonista. Su carácter mediterráneo, colorido y brillante recibe una muy buena acogida en Europa. Su pintura tiene un carácter vibrante, suelto y vigoroso que le valdrá no pocos reconocimientos.

Jardín de la Casa Sorolla (hacia 1917-1918)
Fuente y rosal de la Casa Sorolla (1918)
El patio andaluz de la Casa Sorolla (1918-1919)
Jardín de la Casa Sorolla (1918)
Su lugar de mayor impacto será la capital parisina. En 1893 recibe por primera vez un premio en el Salón de la Societé des Artistes con El beso de la reliquia, un cuadro que retrata una España atávica de sacristía. Dos años después, su imponente Regreso de la pesca es adquirido por el Estado francés para la pinacoteca del Palacio de Luxemburgo. En 1900 es la apoteosis ya que recibe el gran premio de la Exposición Universal, donde expone Triste herencia, un cuadro social y la explosión de luz que es Cosiendo la vela. Aquellos son los años de mayor reconocimiento. Sorolla celebra su primera exposición en solitario, con 450 obras, en la galería de Georges Petit, uno de los principales divulgadores de los impresionistas.
Sorolla incorporó a su jardín multitud de colores a través de especies típicamente meditarráneas. Árboles como el ciprés, el mirto, el naranjo, el limonero o el laurel, junto a flores como la rosa, el alhelí, la adelfa, el jazmín, el lirio y la cala, que se daban con gran exuberancia cuando el jardín gozaba de mucho sol.

La alberca, Alcázar de Sevilla (1910)
Patio de Comares, Alhambra, Granada (1917)
Fuente árabe del Alcázar de Sevilla (1910)
Jardín de la Casa Sorolla (1918-1919)
Detalle del jardín de la Casa Sorolla (hacia 1916)
Con el tiempo, la sombra de los árboles crecidos y los edificios altos de alrededor han creado otro clima, más húmedo y oscuro, perfecto para especies más atlánticas, como las azaleas, los rododendros y las camelias, que aportaban color en los rincones más umbríos.

viernes, 4 de mayo de 2018

REUNART. XXIV Exposición de Artes Plásticas y VIII Exposición de Fotografía


Un año más la Asociación Cultural de la Universidad de Valladolid “REUNART” (Reunión Universitaria Artística), que se encuentra compuesta por alumnos y ex-alumnos de la carrera de Historia del Arte de la citada Universidad, celebra su ya mítica exposición de Fotografía y Artes Plásticas. El primer objetivo que tuvo la Asociación, nacida en el año 1992, fue la organización de una exposición anual con el fin de mostrar la actividad artística que se desarrollaba dentro del ámbito universitario. Estas actividades servían a la vez como modelo de prácticas para los estudiantes, además de ser una actividad con buena acogida entre los artistas que se interesaron por la asociación y el público que visitaba la exposición. En la actualidad, la Exposición es el evento más importante que celebra durante el año, aunque organiza otros muchos: veladas artísticas, diversos ciclos de conferencias de variadas temáticas, etc.

Este año, y nuevamente con la colaboración del MUVa (Museo de la Universidad), y especialmente de su director, Daniel Villalobos, han organizado en el patio de la que fuera Casa de los Carrillo Bernalt o Casa de las Conchas, la XXIV Exposición de Artes Plásticas y VIII de Fotografía. La exposición reúne pinturas y fotografías realizadas por estudiantes y otros colectivos que han presentado sus trabajos a estos concursos. Este año es una verdadera lástima que no se haya presentado al certamen ningún/a escultor/a.

Los obras ganadoras del premio otorgado por el jurado han sido: Paisaje Roto de Castilla de Julia Gallego Valdés, en Artes Plásticas; y The view de Lara García Díez, en la sección de Fotografía. Por su parte, las obras ganadoras de la mención del público han sido: Who is who de Cristina Moro Muñoz, en Artes Plásticas; y Desnudos de Ana Mato Aranda, en Fotografía.
 
JULIA GALLEGO VALDÉS. Paisaje roto de Castilla. 81 x 150 cm. Técnica de óleo, lápices, carboncillo y barniz sobre madera
LARA GARCÍA DÍEZ. The View. 28 x 40 cm. Técnica en fotografía digital editada
CRISTINA MORO MUÑOZ. Who is who?. 100 x 25 cm. Técnica en Serigrafía
ANA MATO ARANDA. Desnudos. 38 x 50 cm. Técnica en fotografía digital editada
Personalmente, las obras que más me han gustado han sido The birds of A. Hitchcock de Cristina Moro Muñoz, y The View de Lara García Díez. Por ello, además de las reproducciones de la pintura y de la fotografía os dejo los excelentes comentarios de las mismas que han preparado para la exposición dos miembros de Reunart: Carla Cordero, y Victoria González.

The birds of A. Hitchcock
Alfred Hitchcock, genio y figura del cine de suspense que nos deleitó a lo largo de su extensa carrera de más de medio siglo con más de cincuenta películas, entre las cuales se cuentan joyas de la talla de Psicosis o Los Pájaros. Y es que si se habla de cine es prácticamente imposible no acordarse de este gran maestro, capaz de hacer aflorar el miedo hasta en el más impávido simplemente sirviéndose de un ave tan cotidiana como lo es un cuervo, y acompañado de este, para algunos terrible “amiguito”, es como nos lo muestra la autora de esta obra.
En ella apreciamos al director mirando desafiante a su acompañante, lo que, junto con una pincelada gruesa, empastada y con un ligero nerviosismo, busca mostrarnos el interior del propio director y la esencia de sus películas, una combinación repleta de misterio y del más perfecto caos.
 
CRISTINA MORO MUÑOZ. The birds of A. Hitchcock. 105 x 82 cm. Técnica en óleo y acríllico sobre tabla

The View
La mirada es una de las partes más importantes de cualquier retrato; especialmente aquellas que se fijan directamente en el espectador, aportando una sensación de vitalidad a la escena, como si en cualquier momento la figura fuera a parpadear. La modelo, destacada por su maquillaje oscuro, está dominada por una fría seriedad; y el efecto penetrante de sus ojos aumenta por la distorsión que provoca el agua de la botella. Este es un recurso muy utilizado por los fotógrafos para conseguir, de manera natural, la deformación de un rostro, hasta convertirlo en un ser extravagante y bizarro. Pero al contrario que en otras obras, como la Gioconda, en las que la mirada de la protagonista oculta algún secreto; los ojos de la mujer, en vez de ocultar sus propios misterios, parecen revelar los nuestros, pueden ver a través de nosotros con la misma facilidad y transparencia con la que atraviesan el vidrio y el líquido.

LARA GARCÍA DÍEZ. The View. 28 x 40 cm. Técnica en fotografía digital editada
Finalmente solo queda dar la enhorabuena a los premiados y las gracias a los que han presentado obras, pero también a los miembros de Reunart que se han implicado en la exposición, incluidos los que prepararon el exquisito banquete y canapés. Como no es lo mismo ver las obras por una web que en persona, os animo a ir a ver la exposición, que se mantendrá abierta entre los días 2 y 18 de mayo. ¡VIVA EL ARTE!
 
FERNANDO SÁNCHEZ CARNICERO "SÄNCAR". Engalanada. 100 x 100 cm. Técnica en óleo sobre lienzo
JUAN CARLOS CAMARERO CASADO. Recital de Blues. 73 x 60 cm. Técnica en óleo sobre lienzo
FERNANDO SÁNCHEZ CARNICERO "SÄNCAR". Niña en la playa. 116 x 77 cm. Técnica en óleo sobre tabla
JUAN CARLOS GONZÁLEZ MUÑOZ. Alegoría del Teatro. 100 x 80 cm. Técnica en acrílico sobre tabla
MIGUEL PASCUAL ARANDA. Si ya tengo un perro... 98 x 98 cm. Técnica en óleo sobre papel pintado
JUAN CARLOS GONZÁLEZ MUÑOZ. El poder de la palabra. 110 x 80 cm. Técnica en óleo sobre tabla
ANA LIDIA PAINO BLANCO. Young and beautiful. 50 x 40 cm. Técnica en papel fotográfico, edición con Photoshop, cámara Canon EOS 1300d
LARA GARCÍA DÍEZ. Simba. 28 x 40 cm. Técnica en fotografía digital editada
DIRECCIÓN: Sede del MUVa. Plaza de Santa Cruz, Edificio Rector Tejerina, justo enfrente del Colegio de Santa Cruz. HORARIO: De 10 a 14 horas y de 16 a 21 horas.
REDES SOCIALES: